El tiempo positivo Meteocoaching – MarAsenjo.com

You Are Viewing

A Blog Post

El Tiempo Positivo, bajo un paraguas de Optimismo Generoso 22 de julio de 2013

 

 Queridos Amigos…

Una nueva semana comienza y acompañándola nos mantenemos en un tiempo algo más fresquito en algunas zonas del norte y centro del país, con unas tormentas que hoy seguirán intensas en puntos de Aragón donde además, el calor será algo molesto, y digo algo, para que no os vengáis abajo ya de antemano jajaja. Recordar siempre, que con buen talante todo se ve de distinto modo. Y buen rollito,  es el que también tendrán que encontrar estos días, especialmente en el cantábrico y ya, el jueves además, en Galicia donde verán como se van nublando sus cielos y con ellos, la presencia de los chubascos será una evidencia. Agua que vendrá de la mano de una bajada moderada de los termómetros en estas zonas y tormentas que se trasladarán hacia las montañas del tercio oriental peninsular…Así que, resumiendo, menos calor en algunos puntos  de la península y las tormentas serán estos días los fenómenos más destacados en el tiempo. Y a los canarios, que no me olvido de ellos, decirles que en el norte de sus islas mantendrán la nubosidad de días atrás…

Pero ya sabéis, que todo esto es pasajero y que lo verdaderamente importante reside en disfrutar de cada instante que la vida nos regala. Y ya se qué,  todos pesaréis que no es sencillo con lo que cada uno de nosotros llevamos encima. Bien, pues empecemos por soltar lastres que no nos conducen a ninguna parte y sigamos buscando el sentido de nuestra vida y pensemos de una vez por todas, que en gran medida, la felicidad se esconde en esas pequeñas aportaciones que hacemos a los demás. Ser generosos nos engrandece al contrario que, el hedonismo que tanto veneramos en la actualidad. Realmente tu madurez emocional comienza a reflejarse cuando sientes que tu preocupación es mayor por los demás, que por ti mismo. Y sino, reflexiona acerca de este cuento que aquí te dejo que trata sobre un ratoncito cuya curiosidad le llevo a mirar a través del agujero de su escondite y cuál fue su sorpresa al descubrir que, los granjeros habían recibido un paquete que portaba ¡sorpresaaaaaaaaa! “una ratonera”…

                                         Emprendió una carrera hacia el patio de la Granja para advertir a todos: “¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa!”

La gallina, que como es habitual, estaba cacareando y escarbando, levantó la cabeza y dijo: “Discúlpeme Sr. Ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, mas no me perjudica en nada, no me incomoda”.

Entonces el ratón fue hasta el cordero y le dijo: “¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera!”. A lo que éste le contesto: “Discúlpeme Sr. Ratón, no hay nada que yo pueda hacer, solamente rezar por usted. Quédese tranquilo que será recordado en mis oraciones”.

El ratón se dirigió a la vaca, y ésta le dijo: “¿Pero acaso, estoy en peligro? Pienso que no”.
Entonces el ratón volvió a la casa, preocupado y abatido, para encarar a la ratonera del granjero.

Aquella noche se oyó un gran barullo, como el de una ratonera atrapando su víctima.  La mujer del granjero corrió para ver lo que había atrapado. En la oscuridad, ella no vio que la ratonera atrapo la cola de una cobra venenosa y ésta le mordió a la mujer. El granjero la llevo inmediatamente al hospital.

Al cabo de unas horas, volvieron a la casa pero la mujer seguía con fiebre.  Todo el mundo sabe que para alimentar a alguien con fiebre, nada mejor que una sopa. El granjero cuchillo en mano, fue a buscar el ingrediente principal: la gallina.

Como la enfermedad de la mujer no remitía, los amigos y vecinos fueron a visitarla. Para alimentarlos, el granjero mato el cordero.

Lamentablemente la mujer no mejoró y acabó muriendo. El granjero entonces vendió la vaca al matadero para cubrir los gastos del funeral.

 

En fin amigos, la vida es muy larga y da muchas vueltas…no dejes de prestar nunca auxilio a los demás porque, a la vuelta de la esquina, quien sabe si eres tú quien la puede necesitar…además, cuando la prestas desinteresádamente, la magia que se te devuelve es inmensa en gratificación. Recientes estudios confirman que el hombre es más feliz cuanto más aporta y no conseguiremos nunca la dicha absoluta y la paz que la acompaña, hasta qué aprendamos definitivamente a alimentar las necesidades innatas de colaborar y compartir con el resto del mundo que te rodea, apartándote del egoísmo feroz que solo te conducirá a mayores insatisfacciones. ¡Basta,aaaaaaaaaaaa! por duro que sea  tu momento, no permitas que se contagie del virus  que enreda últimamente al ego insuflando en él una mayor vanidad que ciegue cualquier resquicio de buena voluntad. Retorna a tus orígenes, a tu infancia y de ahí, extrae los buenos posos que aún te quedan que son muchos y repártelos con los demás…estamos deseando compartir contigo ya que el Don más grande que podemos hacer a otros no es compartir con ellos nuestra riqueza, sino hacerles descubrir la propia…Besos del alma

 

compartir

2 Comments
  • Julio Fuentes on July 22, 2013

    Querida Mar, la historia es realmente buena, como tu blog y toda tu web. Muchas gracias por seguir enseñándonos con esa generosidad única que vive en tu alma. Un abrazo, Julio

  • Lucila on July 22, 2013

    Genial Mar!!! La historia del ratoncito es fantástica y real como la vida misma. Nunca sabes cuando necesitaras de los demás por eso no debes dejar nunca de ayudar a todo aquel que lo necesite. Besos del alma

Leave a Reply